El manejo de gases licuados requiere un alto nivel tecnológico de las bombas. Las bombas centrífugas EDUR cumplen con todos los requisitos para un transporte fiable de gases licuados.

Las bombas centrífugas desempeñan un papel fundamental en el transporte, almacenamiento y embotellado de gases licuados. Por sus características especiales, las bombas centrífugas EDUR son indispensables en el proceso de distribución de gases licuados, desde el productor hasta el consumidor. Se utilizan tanto para la carga como descarga de vehículos, como buques cisterna, camiones cisterna o vagones cisterna para transportar los gases licuados de forma segura desde su centro de producción. Los gases licuados a menudo se trasladan primero a instalaciones de almacenamiento intermedio, donde posteriormente se procesan mediante bombas de gas licuado, y finalmente llegan a los consumidores a través de distribuidores.

Figura 1: Uso de bombas centrífugas EDUR en el proceso de distribución de gas licuado

Los requerimientos más habituales de las bombas son el suministro seguro de las mezclas líquido-gas, el control tanto de las desgasificaciones como de las fluctuaciones de la presión de vapor, y cada vez con mayor frecuencia las altas eficiencias de las bombas. Otros retos importantes son, por ejemplo, las condiciones de instalación que a menudo son críticas o la necesidad de bombas con un bajo nivel de ruido.

En los últimos años se han introducido con éxito en el mercado numerosas bombas EDUR para terminales, camiones o embotelladoras que cumplen con estos requerimientos, y que, además, se han adaptado individualmente a las necesidades del cliente, al igual que todas las bombas centrífugas EDUR.

Las bombas EDUR para gases licuados manejan gases licuados de forma segura y controlada incluso con grandes diferencias de presión. Cumplen con la normativa ATEX y se caracterizan por bajos valores NPSH. Gracias a su hidráulica optimizada, las bombas alcanzan una alta eficiencia y son por tanto especialmente silenciosas y energéticamente eficientes. Asimismo, en comparación con muchas bombas de canal lateral, las bombas centrífugas convencen por su bajo peso y su diseño compacto con un rendimiento comparable. La gama de productos EDUR incluye varias series para el transporte de gases licuados, aptas para rangos de temperatura de -50°C a +110°C con caudales de hasta 170 m³/h y con una presión de servicio máxima de 40 bar. De la selección y del diseño óptimo de la bomba se ocupan ingenieros especializados.